domingo, 24 de junio de 2018

ACCIÓN EFICIENTE

"No puede prever los resultados del acto trivial 
más insignificante. 
Desconoce el funcionamiento de todas las fuerzas 
que se han movido de su parte.
Muchas de ellas dependen 
de sus actos más insignificantes. 
Puede tratarse de la puerta que 
puede conducirle a oportunidades mejores. 
Su dejadez o fracaso al hacer pequeñas cosas 
pueden causar un gran retraso en conseguir lo que desea.
Haga, todos los días, Todo lo que tenga que hacer ese día.
Sin embargo existe un requisito superior 
que debe tener en cuenta: 
No trabaje demasiado ni se precipite a ciegas
 para hacer el mayor número de cosas 
en el menor tiempo posible. 
No trate de hacer hoy lo que tenga que hacer para mañana, 
ni haga el trabajo de una semana en un día.
No se trata de la cantidad de cosas que puede hacer, 
sino de la eficiencia de cada acto por separado. 
Cuantas más cosas haga, peor será para usted, 
si todas resultan ser un fracaso. 
Por otro lado, cada acto eficaz es un éxito en sí mismo, 
y cada acto de su vida es un éxito, 
por lo que su vida debe ser un éxito. 

Cada acto puede ser fuerte y eficaz si mantiene su visión 
mientras lo hace y pone todo de su fe y determinación en él. 
En este punto es en el que muchas personas fracasan, 
porque separan el poder mental de la acción personal. 
Utilizan el poder mental en un lugar y en un tiempo 
y actúan en otro lugar y en otro tiempo...
En lo que respecta a la naturaleza de las cosas, 
cada éxito abre la puerta a otros éxitos, 
su progreso hacia lo que desea 
y el progreso de lo que quiere vendrá hacia usted rápidamente.
Con una contemplación continuada obtendrá la imagen 
de lo que desea, incluso con los pequeños detalles, 
firmemente grabada en su mente 
y transferida a la Sustancia Informe. 
En sus horas de trabajo...durante su tiempo libre 
hasta que la consciencia esté tan saturada de esa imagen 
que usted pueda cogerla inmediatamente. 
Estará tan entusiasmado 
que cualquier pensamiento de ello atraerá las energías 
más fuertes de su Ser.
Trabajará mejor en ese puesto en el que usará 
sus aptitudes más fuertes, 
para el que usted esté "mejor dotado". 
Hacer lo que usted quiere hacer es la vida. 
No habrá satisfacción en la vida 
si estamos obligados a hacer para siempre algo 
que no nos gusta hacer 
y no poder hacer nunca lo que queremos hacer...
donde hay un deseo fuerte para hacer algo, 
habrá una fuerza para realizarlo. 
Lo mejor es pensar en el trabajo 
para el que tenga un talento bien desarrollado...
y si está obligado, durante algún tiempo, 
a hacer lo que no quiere hacer... 
puede intentar que sea más llevadero sabiendo 
que finalmente hará lo que realmente quiere hacer...
Generalmente el mejor camino es el de cambiar de trabajo 
o de ambiente mediante el crecimiento. 
No tema cambiar radicalmente 
si la oportunidad se le presenta 
y piense con detenimiento si es la mejor oportunidad. 
Por el contrario, no tome ninguna decisión precipitada 
cuando tenga algún tipo de prisa. 
En el plano creativo no existe la prisa 
y no existe la carencia de oportunidades. 
Si una puerta se le cierra, otra mejor se abrirá para usted, 
sólo es cuestión de tiempo. Si tiene dudas, espere. 
Cuando empiece con las prisas, haga un alto en el camino. 
Ponga su atención en la imagen mental de lo que desea 
y empiece a dar las gracias por conseguirlo. 
La práctica de la gratitud nunca minará su fe, 
y en cambio, renovará su determinación".

Wallace D. Wattles. La ciencia de hacerse rico,
Ediciones Obelisco, Barcelona, 2008, p. 77 - 87.


Esa acción debe ser conectada a tu corazón , 
porque suele ser muy común 
que queramos hacer distintas cosas 
y tienen que ver más con nuestra mente, con nuestro ego, 
con nuestro patrón inconsciente, con nuestro rol.
Hay que pararse e interiormente sentir con el corazón, 
hablando contigo mismo, contigo misma 
si eso es lo que te genera una chispa, 
un gozo interno que te hace sentirte alegre.
La palabra Entusiasmo, 
etimológicamente procede de "En theos" 
que significa tener un dios dentro de uno mismo; 
para los griegos la persona entusiasta 
era tomada por uno de los dioses, 
y es guiada por la fuerza y sabiduría de ese mismo entusiasmo, 
y recibía el don de poder interactuar 
con la naturaleza y transformarla.

Saludos, corazones creativos, Cecilia









sábado, 16 de junio de 2018

LA ACCIÓN PERSONAL


"El pensamiento es el poder creativo, 
o la fuerza impulsora que crea
el poder creativo para actuar. 
Pensar de cierta manera le traerá riquezas,
pero no debe confiar sólo en el pensamiento;
también es importante confiar en la acción personal.
...Las personas no deben solamente pensar,
sino procurar que sus acciones personales
complementen su pensamiento.

Su fe y determinación reflejadas positivamente
en la impresión de su visión 
en la Sustancia Informe, tiene su mismo deseo,
y esa visión, que se recibe de usted,
pondrá a su disposición 
todas las fuerzas creativas que 
se moverán a través de sus canales de acción 
pero dirigidas a su persona.

No depende de usted guiar o 
supervisar el proceso creativo.
Todo lo que tiene que hacer es mantener
su visión, fijarla como objetivo y
mantener su fe y gratitud.

Nos encontramos en el punto crucial
de la ciencia de hacerse rico. Una vez aquí,
el pensamiento y la acción personal se combinan.
Muchas personas, consciente o inconscientemente,
mueven las fuerzas creativas mediante
la fuerza y persistencia de sus deseos, 
pero siguen siendo pobres
porque no están preparadas para la recepción
de las cosas cuando llegan.
Por medio del pensamiento, lo que desea le llega,
y mediante la acción lo recibe.


Sea cual sea la acción, es obvio que 
usted debe actuar AHORA.
No puede actuar en el pasado y es importante
para la claridad de su imagen mental
que borre el pasado de su mente.
Tampoco puede actuar en el futuro, 
porque el futuro no ha llegado todavía.
Y tampoco puede decir 
cómo actuará frente a futuras eventualidades
hasta que la eventualidad no se haya presentado.

...No crea que debe posponer la acción
hasta que la situación o ambiente mejore.
Tampoco pase su tiempo presente pensando
en cómo solucionar futuros problemas.

...sólo puede actuar donde está. 
Cambie el ambiente por medio de la acción.
...actúe por encima de su ambiente actual 
con todo su corazón, 
todas sus fuerzas y toda su mente.
No malgaste el tiempo soñando o 
construyendo castillos en el aire. 
Visione lo que desea y actúe ahora.
Use su situación actual y los medios
para mejorarla, y use su ambiente actual
con los medios para mejorarlo.

Para llevar a cabo este proceso, hay que pasar
de una mente competitiva a una mente creativa. 
Debe formar una clara imagen mental 
de lo que quiere y mantener esa imagen 
en su pensamiento con el objetivo... 
Debe cerrar su mente 
a todas esas cosas que pueden hacer peligrar
su objetivo, enturbiar su visión o traicionar su fe.
Debe actuar ahora sobre las personas
y las cosas en su ambiente actual"

Wallace D. Wattles, "La ciencia de hacerse rico"
ediciones Obelisco, p. 71 - 76.


Saludos, corazones creativos, Cecilia

























miércoles, 6 de junio de 2018

EL PROPÓSITO DE LA VIDA ES SER DEVUELTO AL AMOR

"El propósito de la vida es ser devuelto al amor,
momento a momento. Para alcanzar este propósito,
el individuo debe reconocer que es absolutamente
responsable de haber creado su vida tal cual es.
Debe llegar a comprender que son
sus pensamientos los que han creado su vida
de la manera que es, momento a momento.
El problema no son las personas, los lugares
ni las situaciones, sino los pensamientos
que tenemos acerca de ellos.
El individuo debe darse cuenta por fin
de que no existe ningún "ahí fuera".
Dr. IHALEAKALA HEW LEN


Dana Hayne - Testimonio del encuentro 
sobre Ho'oponopono en Filadelfia

"El doctor Hew Len comenzó la reunión con una conferencia y dibujos...Nos preguntó: ¿Quienes sois?¿Lo sabéis?. Juntos exploramos la realidad cero de nuestro verdadero yo: increíble, eterna, ilimitada, total, completa, vacía, de la cual emana toda la paz. Luego exploramos con él la naturaleza de la pregunta: ¿Qué es un problema?. Nos preguntó: ¿Habéis notado alguna vez que, siempre que hay un problema, vosotros estáis allí?¿Os dice algo eso?...Sin embargo, a medida que pasaban los días comencé a sentirme como si cada vez que le hacía una pregunta al doctor Hew Len, él me dejaba en mal lugar. Sentía que me "faltaba al respeto". Cada respuesta suya me ponía negra y me hacía sentir avergonzada y humillada en público.

Estaba tan enfadada que quería irme. Pero no estaba decidida del todo; así que me levanté y me fui al cuarto de baño, no fuera a echarme a llorar en plena sala de conferencias. Me senté en unos de esos retretes llenos de amoniaco y sentí rabia, que era en lo que se había convertido mi enfado. ¡Oh, sí!, sentía una rabia asesina. Una parte de mí no quería liberarse de aquella furia. Pero otra parte me instaba a decir: "Perdóname. Perdóname. Te amo".

Seguí diciéndole esto una y otra vez a la rabia. Y entonces me di cuenta de que no era una emoción nueva, que ya había sentido antes esta misma rabia, que se filtraba y disfrazaba de lenta quemadura en el fondo de mi consciencia, cada vez que mi marido me menospreciaba, y siempre que mi abogadil madre insistía en tener razón. Y ¡oh, sí! Ella era muy capaz de hacer que lo negro parezca blanco, confundiendo el inocente corazón de esta niña.

Y entonces comprendí, "lo cogí". ¡Ajá! ¡Eso es! Se trataba de un viejo recuerdo, la viga en mi ojo, la viga que yo hincaba en el corazón de otros. Ésta es la espada de la memoria que llevo en el corazón y llevo arrastrando a mi "ahora", y con la que mato a otros: al doctor Hew Len, a mi madre, a mi marido, a George Bush, a Saddan Husein y a cualquier otra persona a la que pueda acusar. De eso es de lo que estaba hablando el doctor H. Len, del bucle que hace que el sonido de la cinta se repita continuamente, sin parar.

No me fui. Volví a la sala de conferencias, y experimenté una profunda calma durante el resto del día. Seguí diciendo en silencio "Lo siento. Por favor, perdóname. Gracias. Te amo". Cuando el doctor Len respondió a mis preguntas después de aquello, sólo sentí amor por su parte, ninguna de las emociones anteriores. Pero él no había cambiado en absoluto; era algo dentro de mí lo que ahora era distinto".

Joe Vitale, "Cero Límites", Ediciones Obelisco, 
p. 162-164, 167.

Saludos corazones creativos, Cecilia










martes, 29 de mayo de 2018

APRENDIENDO DE LOS MEJORES


No vale la pena ser empresario 
para ser rico.
Cuando el dinero se convierte exclusivamente en fin 
y no en medio, es fácil que una empresa, 
antes o después, haga aguas 
y se venga abajo. 
Y ¿por qué? porque ninguna biografía, 
ni en lo personal, ni en lo profesional, 
ni en lo empresarial, es una línea recta. 
En todo negocio acaban apareciendo dificultades, problemas, 
adversidades, inconvenientes y crisis. 
En esos momentos, cuando todo 
tiembla alrededor, aparecen muchas dudas, 
y si uno no tiene unas convicciones 
fuertes y profundas, 
algo por lo que merezca la pena luchar, 
un sentido que le mantenga a flote, 
es fácil desistir. 
A la hora de emprender un negocio es importante 
que exista una sintonía 
entre lo que uno siente y lo que uno hace, 
es decir, que uno desarrolle algo 
con lo que se sienta plenamente identificado.

La sencillez es el recurso 
de los inteligentes.
La sencillez es el patrimonio de los sabios, 
el recurso de los que saben elevarse y apreciar lo esencial de la vida 
más allá de la hojarasca. 
A menudo, el problema es que lo cercano, 
por cotidiano, no se valora lo suficiente. 
Y eso, nos hace perdernos 
muchos buenos momentos. 
Amancio Ortega, a pesar de ser 
la primera fortuna española, lo tiene claro: 
"Yo disfruto con las cosas más pequeñas. 
Soy feliz con los mil incidentes 
de cada jornada. 
Voy al gimnasio cada mañana, 
me gusta charlar, escuchar a la gente, 
conocer nuevas personas, 
pasear y, por supuesto, trabajar, 
que es con lo que más disfruto". 
Para ser feliz no hay que ser extravagante.


Todos nacemos para algo.
Tú también eres importante, 
aunque en ocasiones 
no te valores lo suficiente. 
La vida siempre espera 
algo de nosotros, 
nuestra contribución particular 
para hacer de este mundo un lugar mejor. 
Y la labor de cada persona 
es descubrir en qué consiste. 
No se trata siempre de grandes gestas, 
muchas veces son sencillos 
actos cotidianos que aportan 
un gran valor a nuestro entorno 
más cercano y que generan 
una cadena de consecuencias 
que no somos capaces 
de apreciar en toda su magnitud.
Amancio Ortega explica: 
"Tengo el convencimiento absoluto 
de que todos venimos al mundo 
a cumplir una misión. 
Aquí ninguno estamos por casualidad. 
Cuando miro hacia atrás 
y veo todo lo que ha pasado 
en estos años, es como un sueño imposible. 
Hay una razón de ser importante 
en todo lo que ha ocurrido".


Frases de Amancio Ortega (empresario y fundador de 
Zara e Inditex, principal grupo textil del mundo) 
comentadas por Francisco Alcaide Hernández, 
en su libro "Aprendiendo de los mejores"
Editorial Alienta, p. 27-30



Saludos corazones creativos, Cecilia










jueves, 24 de mayo de 2018

LA CREENCIA EN LOS PROBLEMAS


"No nos damos cuenta 
de que nosotros mismos 
creamos constantemente nuestra realidad,
de que nuestro pequeño universo 
es el fiel reflejo de nuestro estado mental,
y que todo lo que nos rodea
es una proyección mental.

No podemos tener conciencia de algo,
 si nos negamos a aceptar 
que ello es posible. 
Vivimos en la realidad 
en la que creemos,
y por tanto, la fabricamos.

La mente crea continuamente.
No para, siempre está ocupada
con nimiedades, en pequeñas cosas
para mantenerse ocupada y,
de esta manera, distraernos.
No sea que nos demos cuenta
de que siempre 
estamos pensando en lo mismo, 
dándole vueltas a cualquier asunto,
creyendo que solamente nosotros 
podemos encontrar la solución.

Así es como vive una mente 
que cree estar separada;
ahí reside la fuente de nuestros problemas.

La historia se repite porque 
damos las mismas soluciones 
a los mismos problemas en un círculo sin fin.

Todo problema es la expresión 
de una mente dividida y separada, 
es la manifestación de que algo externo 
puede causarnos daño y sufrimiento.
Mientras sigamos pensando que 
esta confusión es posible, 
se presentarán en nuestra vida 
para vivir esa creencia.


Entreguemos esta percepción 
al Espíritu Santo, 
y dejemos que Él nos recuerde 
quién es nuestra Fuente, 
a la que siempre estamos unidos. 
La abundancia se manifestará 
en nuestras vidas 
en la medida en que sintamos 
que lo tenemos todo, 
porque formamos parte del Todo".


Enric Corbera
Este no es el evangelio que quise ofrecerte, 
p. 48-50.

Saludos corazones creativos, Cecilia



viernes, 18 de mayo de 2018

El EGO-MENTE


"El ego está instalado en un estado permanente
de queja mental. Nada le parece bastante.
Halla defectos y motivos de protesta
hasta en lo más placentero o deseado...
¡Cualquier cosa menos vivir
en el aquí y ahora,
centrado en el momento que estás viviendo
y gozándolo con plenitud!
Es así como se alimenta tu falso yo: 
posicionándose y reafirmándose 
contra lo que es, contra la vida.

Impones juicios, criterios y opiniones que,
curiosamente, no son tuyos
-te darías cuenta si no estuvieras dormido,
si fueras consciente-,
sino que emanan del funcionamiento
autónomo de la mente, 
de sus pensamientos-pestañeos; 
y del mismo modo, reduces a las personas y cosas,
a un puñado de etiquetas y conceptos mentales, 
encarcelándote a ti mismo y a cuanto te rodea 
en una escabrosa y enmarañada
red de pensamientos, en una prisión mental.

Es crucial que interiorices lo siguiente:
para la mente - la tuya, la de cualquiera-
siempre hay algo que va mal.
No puede evitarlo: para ella todo está torcido.
Y no porque realmente lo esté,  
sino porque es la manera de proceder 
y procesar de la mente cuando se le usa 
para vivir, ver y entender la vida.
La mente es potentísima 
y ofrece un extenso y variado
menú de prestaciones relacionadas
con la comunicación 
(hablar, escribir, interactuar con los demás), 
la programación (hacer la agenda, 
planificar actuaciones...), 
la creación intelectual y un abanico etcétera (...)

Muy especialmente, la mente no vale para captar
y ver la vida, ni para entenderla ni vivirla,
ni para tomar consciencia de la realidad, de lo que es.
La mente computa la vida y la interpreta
con base en el conflicto y los opuestos.
La vida no tiene preferencias, no hace elecciones.
Por tanto, si continúas viviendo 
a través de la mente 
-optando, eligiendo, juzgando, opinando...-
nunca contemplarás la vida tal cual es,
nunca verás la realidad...y sufrirás.
Es mentira que en la vida algo vaya mal.
En ella todo es exactamente como tiene que ser:
todo encaja, todo tiene su por qué y su para qué,
nada sobra, ni falta.
¡El problema no es la vida, sino tú!
Y lo eres por haberte identificado,
en tu proceso consciencial, 
con el coche -con la mente, con el ego...-

En el instante en que salgas de esa amnesia
y tu estado de consciencia evolucione,
te percatarás con claridad de que todo es paz,
que nada puede ser mejor de como ya es
y que tú eres lo único que estaba inquieto,
separado por la mente de la realidad,
a disgusto con ella y en lucha contra ella".

Emilio Carrillo. 
Sin mente, sin lenguaje, sin tiempo, 
p. 74 - 78.


Saludos corazones creativos, Cecilia