domingo, 8 de noviembre de 2020

LAS MELODÍAS NOS UNEN

 


"Hay sociedades sin escritura, pero ninguna sin música. Las melodías nos unen, nos hacen compartir estados de ánimo, forjan lazos sociales y fomentan la cooperación en algunas culturas, incluso se usan como forma de rebajar tensiones y para solucionar diferencias entre personas.

Se ha visto que al escuchar música se activan las áreas del cerebro que se encargan de la imitación y la empatía. Son las zonas donde están las neuronas espejo que actúan reflejando las acciones y las intenciones de los otros como si fueran propias, de esta forma podemos sentir el dolor de los otros, su alegría y su tristeza, imitar sus acciones.

Quizás por eso la música es capaz de tocar nuestras emociones y crear lazos sociales, porque nos permite compartir sentimientos. 

A lo largo de la historia lo seres humanos nos hemos unido para bailar, cantar y celebrar rituales. De hecho no hay celebraciones que valgan que no tengan música, y eso ha sido desde las primeras tribus hasta los conciertos actuales de rock.

Manolo García, músico y compositor, lleva tres décadas sobre los escenarios, con "El último de la fila", y ha conseguido emocionar y unir a varias generaciones:
M.G.: -Lo que dura un concierto sobre el escenario, podría caer una bomba sobre el centro del escenario, no eres consciente de nada, estás fluyendo. Con la música te abstraes. Todo el mundo en los conciertos, yo lo noto, en ese compartir, en esa misa, en esa comunión entre público, artista, músico...que es un viaje de ida y vuelta, es un toma y daca, es lo mismo. Conseguimos una atemporalidad, hay momentos de emoción, hay momentos de parar, de tener que decir, cantad vosotros porque durante dos segundos yo no puedo cantar, yo no puedo cantar en medio minuto. 

El escenario lo que provoca es una euforia máxima, porque ves a la gente contenta y eso es una felicidad, es que tus canciones provocan una situación de alegría, para mí es estupendo, es un efecto benéfico, ¿no?. Sales y tienes ganas de ese abrazo imaginario, estamos todos abrazándonos o suena un poco tonto, pero es como esa necesidad de que somos piña, somos tribu, un poco ancestral. 

Me gusta compartir las sensaciones, y las canciones es una manera óptima de compartir las sensaciones, de buscar certezas, sí, es así. Probablemente nos estamos equivocando los seis mil, o los cuatro mil, pero en ese momento es así, claro, estamos pensando, !es así¡ En esta canción dice esto y todos estamos de acuerdo, igual es un gran error pero es un error compartido, con lo cual es menos error-.

Programa Redes nº 105



Saludos corazones creativos, Cecilia





No hay comentarios:

Publicar un comentario