lunes, 18 de mayo de 2020

FASES DEL PROCESO CREATIVO




Según los psicólogos que investigan el proceso creativo, durante el mismo tienen lugar unas fases; momentos que están presentes en nuestra vida cuando cambiamos literalmente de rumbo, generando una novedosa respuesta. Incluso los mismos procesos mentales se dan en la creatividad histórica que trasciende a toda la sociedad, y hace que una pintura esté expuesta en el MOMA (Museo de Arte Moderno en Nueva York), como en la creatividad a nivel personal, en el día a día.

A veces, hay personas que me dicen: ¡pero es que ya todo está inventado! Perdonar pero no hay frase que me ponga más furiosa; es como decirse a uno mismo ¿para qué intentarlo si ya está todo descubierto! ¿de verdad pensáis así? me parece que es una creencia generalizada que bloquea mucho el don de descubrir e inventar; o quizás represente la incomodidad de tener que dejar que sean los demás los que innoven. ¿Pensáis que la persona que inventó el teléfono móvil tenía el mismo planteamiento? cómo ya existía el teléfono ¿para qué modificarlo y mejorarlo? ¿Para qué inventarlo? ¿Para qué inventar el ordenador portátil, si ya existía el ordenador? Ser innovador no quiere decir sólo crear algo que no exista en este momento, como los hermanos Wrigth que experimentaron el primer vuelo, nadie hasta ese momento lo había hecho; pero eso no significa que no hayan habido invenciones y las habrán en los aparatos voladores.

Hay una primera fase que se llama “preparación”, es la etapa de sensibilización de un problema en una sociedad, en una ciudad, en una empresa, en el desempeño de una tarea, en la expresión artística, en el descubrimiento científico… una fase de búsqueda y de documentación en aquello que queremos encontrar una solución. A nivel personal si no nos paramos y nos preguntamos qué está ocurriendo en mi vida, en mis relaciones personales y sociales en distintos ámbitos, en mis miedos, en mis traumas, en alguna situación problemática concreta…si no nos cuestionamos ¿qué está pasando? no se inicia el camino al cambio. Pues si tú no decidieras buscar, los hábitos cotidianos te arrastrarían a la misma inercia vital. Cuando lanzamos una pregunta al Universo, aparece la respuesta, eso sí, tienes que estar dispuesto a recibirla…

A veces, simplemente es re-definir la pregunta o el problema de manera distinta, y se activa la manifestación de la respuesta; ya que esa nueva manera de ver la situación hace que puedas burlar la vigilancia de los guardianes de las antiguas creencias o de los viejos pensamientos. La persona creativa considera un problema desde muy diferentes perspectivas, desde varios ángulos, y está abierta a re-formular de nuevo el problema si la evidencia demuestra que su planteamiento inicial fue erróneo.

El momento de espera de la revelación se llama “incubación”, estamos con las antenas puestas…estamos preparados  a recibir, ya que hemos lanzado la información de estar dispuestos a adaptarnos a un nuevo planteamiento. Esta fase supone que te has liberado de las barreras psicológicas del ego, y que se inicia la búsqueda de soluciones a nivel inconsciente, es algo sutil. En ese momento estás abierto a recibir la respuesta, no emites juicios a tu alrededor, por ello cualquier elemento puede servirte, si eres capaz de ver, de oír, de sentir y de percibir. Damos permiso a recibir la solución pues no bloqueamos la información que se nos devuelve como respuesta.

KELVIN DOE, 17 años, el menor de cinco hermanos en Sierra Leona. Ha sido invitado por el MIT (Massachusetts Insitute of Technology) para trabajar en proyectos de ingeniería. Su invento: una emisora de radio fabricada con piezas sacadas de vertederos. “soy curioso por naturaleza” dice. A los once años rebuscaba en los vertederos en busca de material electrónico. “no tenía dinero para comprar piezas nuevas, pero la creatividad es universal y aparece en cualquier sitio” (El semanal, 26 de enero de 2014, p.27)

Y entonces aparece una idea que puede ser válida, y que sólo tú la percibes, porque los demás no la ven como valiosa, llega el momento de la “inspiración” que indica satisfacción, euforia, sentirse poseído por el nuevo hecho. Es el ¡Ajá!, el ¡Eureka!, es como una bombilla que se enciende. Existe la convicción interna de que aquello es lo que estabas buscando. Y la nueva estructura de ideas, el nuevo paradigma salta al nivel consciente, y permite ver las cosas de otro modo, comprendiendo que el problema de fondo era mucho más sencillo y la solución estaba ahí, a veces sólo había que cambiar de perspectiva. No hay que olvidar que las mejores ideas de la mente, han ido precedidas de un extenso y arduo trabajo.

Siempre hay un factor de sorpresa, pero el “insight” no es privilegio de los genios, está presente en el día a día, por ejemplo cuando entendemos un chiste, una adivinanza…La solución se presenta sin saber de dónde, pero está claro que ha sido precedida de una actividad mental, más inconsciente que consciente.

Hay momentos que favorecen la recepción de estas respuestas, ya que hay que entender que una mente creativa es una mente relajada. Los investigadores anglosajones les llaman las tres B, momentos donde están presentes las tres B: son Bed (cama): en periodos de duerme vela, que estás medio dormido; en la siesta, cuando estás somnoliento, como el famoso descubrimiento de la estructura del anillo del benceno por F. August Kekulé adormilado delante de la chimenea. La segunda Bus (autobús): en tren, en el coche, como S. Spielberg que mientras conduce se graba las ideas que se le ocurren, o Poincaré cuyos hallazgos sobre las teorías fuchsianas le habían aparecido de repente en un viaje cuando subía al autobús,  abandonando por un tiempo las horas delante de sus papeles del escritorio. Y la tercera Bath (bañera) como el famoso ¡Eureka! de Arquímedes sumergido en la bañera, tras descubrir que el volumen de agua que asciende es igual al volumen del cuerpo sumergido, o en la ducha, como bien dice el Mikel Urmeneta, co-fundador de la empresa Kukuchumuxu que le vienen las ideas en la ducha matutina cuando aún está medio dormido (ver vídeo https://youtu.be/6rs0CgBZVOM) Toda la lluvia de ideas que surgen en la mente subconsciente por la noche salen a la luz de la mente consciente y crean una nueva estructura.

A veces aparecen estas ideas como un relámpago pero luego se nos olvidan, entonces se puede utilizar una libreta para anotarlas en cualquier momento en el que fluyan, práctica utilizada por muchas personas creativas de distintos ámbitos profesionales como se constata en el libro de Mihaly Csikszentmihalyi (Creatividad, El fluir y la psicología del descubrimiento y la invención). Hoy en día, muchas personas utilizan otros dispositivos para grabar esa inspiración repentina que nos viene, y que de alguna manera queremos retener. También como poner en la mesita de noche, planteándonos la pregunta antes de dormir y la respuesta te vendrá… como explica Elsa Punset en el fragmento del programa Redes citado en el párrafo anterior. 

Saludos corazones creativos, Cecilia






No hay comentarios:

Publicar un comentario