sábado, 21 de diciembre de 2019

UNA NUEVA MIRADA





Todo empieza con una decisión, con una búsqueda para iniciar una nueva mirada.
Tienes la capacidad para generar un nuevo impulso, sin que haya energías o información que te limite o te bloquee, de diferente índole y naturaleza, y no hablaremos de luchas, porque eso te enfrasca en la antigua y desfasada mirada.

Asume quien eres, incluso se valiente para mirar tu propia sombra, tus propios errores, tus miedos, tus fallos, tus roles...Respira, asúmelo, nada es erróneo, nada es imperfecto, todo lo vivido tiene sentido para que quizás estés en este momento leyendo esto. Asumiendo el pasado y decidido a emprender una aventura, eliges un nuevo compromiso de iniciarla.

Incluso, la neurociencia nos dice que el cerebro no perdona que no se quiera aprender nada nuevo, por sencillo que sea. Sin aprendizaje, disminuyen determinados zonas cerebrales, como el hipocampo; se pierde la capacidad de explorar nuevas soluciones. Así que lánzate a aprender, te llevará a otro lugar de observación y a colapsar otra realidad. 

Desde los inicios del hombre, la creatividad nos lo ha demostrado, el primer y sencillo paso es preguntarse, una cuestión lanzada al mundo, a tu cerebro, a tu corazón, a tus células, a ti mismo. Esto genera un resquicio en la malla o en el patrón mental en el que cada uno funciona, y desde esta abertura te abres a la posibilidad de crear tu vida en cualquiera de las otras infinitas posibilidades del campo cuántico. En ocasiones no nos permitirnos integrar esa capacidad y ponerla en acción, pero como dice Albert Einstein: “No podemos resolver problemas, pensando de la misma manera que cuando los creamos”, porque si sigues haciéndolo, sigues estancado en los mismos problemas de siempre.

El cambio se bloquea y se dificulta cuando insistimos en tener la razón de forma inamovible aunque las cosas estén saliendo mal. Casi siempre están los “tengo que”, “debería de”… y yo te propongo que empieces a abrirte a la posibilidad del viaje de la magia para transformar cómo te enfrentas a las situaciones.

Hay que plantearse las preguntas correctas si quieres llegar a una nueva situación, si tus preguntas son las mismas de siempre…obtendrás las mismas respuestas y soluciones a la ecuación. Por ejemplo, no paras de crear la misma realidad si siempre estás “intentando”, pero no “actúas”, estás creando la realidad del “intento”, y posiblemente la de “abandonar”, o la de “dejadez”. Por eso proponte utilizar otras palabra como “inevitable” cuando hables de un nuevo proyecto, abro mi mente al cambio.

Solemos observar la vida desde una mirilla muy pequeña, y casi siempre muy cercana al drama de la vida, como cualquier arquitecto que se precie tiene que alejarse para coger perspectiva y al alejarnos todo cambia. Si nos despiden pensamos: no lo entiendo ¿por qué a mí? Pero al alejarnos decimos: era necesario ese despido, porque gracias a él me quedé libre, viví nuevas experiencias, inicié un sueño que tenía abandonado y conocí a nuevas personas que son importantes ahora en mi vida.


Saludos, corazones creativos, Cecilia






No hay comentarios:

Publicar un comentario