viernes, 13 de abril de 2018

EL SENTIMIENTO DE LA PETICIÓN EN LA ORACIÓN



“Sólo estamos a una creencia de distancia 
de nuestro mayor amor, de nuestra más profunda curación 
y de los mayores milagros”.
     Gregg Braden


"Cinco formas de orar"
Hay varios formas de oración, una es coloquial o informal; otra oración es la petición en la que realizamos un pedido a Dios o los ángeles, clamando por ser sanado; otra oración es ritualista llena de alabanzas; en la cuarta no hay palabras, es meditativa, en la que nos volvemos conscientes del momento presente y del silencio, la quinta oración no está descrita en las otras modalidades, está basada en el sentimiento, dicho por un abad del Tibet, es “sentir el sentimiento”, como si la oración ya hubiera sido respondida, donde le hablamos a las fuerzas de la creación permitiéndole a Dios, al campo cuánticorespondernos en relación al sentimiento en nuestros corazones. Este modo de oración a diferencia de un ruego donde somos impotentes, esta forma nos propone que sintamos el resultado de nuestra oración, como si fuéramos partícipes de esa paz. 
Ya que si nos sentimos parte de lo que vemos, que si sentimos paz en nuestro mundo o sentimos salud en nuestros seres amados, estamos dándole poder al sentimiento para que nos responda como un espejo, dando vida a esos cambios en nuestra vida, en nuestro mundo.

(…) En el momento en que rezas para que algo ocurra, 
estás sintiendo que no existe en ese momento. 
si yo digo: Dios que haya paz, lo que estoy haciendo es 
que en ese momento la paz no está ahí, 
y estoy proyectando justo lo contrario 
a lo que mi plegaria pedía.

Orando para que tenga lugar la lluvia:
“Cuando cierro los ojos, comienzo a evocar ese sentimiento, 
de cómo se siente la lluvia en nuestro pueblo, 
y recuerdo cómo huele el aire a tierra mojada.
Y siento cómo mis pies se mojan y se hunden en el lodo, 
y hay mucho lodo porque está lloviendo mucho. 
Y de esa manera abro la puerta a la posibilidad 
de traer lluvia a nuestro mundo.”

Cinco formas de orar - Greg Braden


Saludos corazones creativos, Cecilia



No hay comentarios:

Publicar un comentario